08 noviembre 2007

Se busca compañero-maestro tequilero

Hablando de placeres, de cuerpo y decires, cercana al fin de semana se vislumbra el momento propicio para preguntarme el por qué hasta ahora no he probado el tequila: ¿será por falta de tiempo? si cómo no.. si eso es lo que me sobra ¿será que espero viajar a México para beberlo? hummm... podría ser... o ¿nadie me ha invitado? BINGO!!!! pero no es excusa válida. Ya que no tengo palabras para perdonar tal falta trataré de seguir pensando cómo remediar mi pecado. Si piensas que no es pecado, si no un malestar de una persona excesivamente sana (mejor aburrida), lean lo que según puede hacer esta importante bebida:
Quita la angustia Hace olvidar Afloja el calcetín Lima asperezas Acerca amigos Se te olvida el hambre Causa rubores Afina tu voz Fomenta relaciones románticas Hace compadres Cierra tratos Aligera los caminos Festeja la compañía Aumenta la alegría Mata las lombrices

Por eso y más . . .

Extingue la culpa Suelta la lengua Aleja de la oficina Arregla corazones rotos Sirve de aperitivo Apresura desenlaces Elimina la timidez Levanta tu ánimo Te da calor Liga comadres Abre puertas Acorta las esperas Cura la tristeza Mejora la digestión

¡¡¡ SALUD !!!

3 Íncubos o Súcubos:

Francisco Pereira dijo...

¿Me aceptaría compartir unos tragos de tequila?... yo pongo el tequila El Cuervo y usted el limón y la sal

ASPASIA dijo...

siiiiiii... listo acepto la invitación...

Tu sabes quien!!! dijo...

Te amo!!!!!!