24 abril 2008

Ojos

A tus ojos los llamo por su nombre,

cuando lo hago

saltan y menean la cola mientras me observan;

algunas veces pierden el equilibrio

estrellándose contra la hendidura de tu cuello

cual granadas abiertas…

desaparecen.

Si tengo paciencia espero su retorno,

me aburren,

siempre cuentan la misma historia

sobre la princesa que se tragó al sapo,

son insoportables,

devoran la vida a pedazos con cada palabra;

cuando ocurre quiero tomar mis tijeras,

sacarlos y meterlos en la bolsita negra que llevo conmigo,

lo evito y callo.

Ayer, pasé por tu cuerpo y no estaban,

en su lugar colgaste un letrero que decía “fuera de servicio”,

escribí una nota que metí por tu orbita derecha

donde un par de rosas azules

gritaron que te habías ido a buscar balas de plata

para meterle a tus iris

como remedio contra el recuerdo.

Quizá, hoy me digas de una vez por todas

qué haces con tanta ceguera.

7 Íncubos o Súcubos:

Daniel Rico dijo...

Hola aspacia:

Siempre me ha impresionado esa imagen de Perro Andaluz, no se porque, nunca me han emocionado los films de descuartizamiento y me echaron de la sala la vez que fui a ver MASACRE SANGRIENTA EN TEXAS porque me reía a carcajadas.

Me encanto el poema, aunque lo ayo un poco inquietante.

Gracias por tu visita en mi blog.

Una brazo y hasta mas ver... es una forma de decir.

ASPASIA dijo...

no eres el único a quien esa imagen le impresiona. Cada cierto tiempo vuelvo a (re)ver el Perro Andaluz por la casi conversación inagotable que creo con ella. No sé, pero siempre parece que me mueve las entrañas, me deja pensando y me confirma mi ignorancia. Es una obra increible.
Con respecto a los film de terror y demás cuerpos regados te confieso que los evito lo más que puedo. Verlos en la sala de cine es casi una sentencia de que pasaré el resto del día con malestar de estómago porque es allí donde somatizo todo lo que veo; aunque confieso mi debilidad por el cine de Dario Argento, ¡ay! pareciera que el morbo se me desata y disfruta por todo lo alto con la estética sangrienta de este hombre.
Que gusto que pases por acá... y lo inquietante del intento de poema pues tiene su razón...
un beso
hasta la próxima

Elsa Sanguino dijo...

Hija: Me gusta mucho ese poema, que supongo es tuyo.Independiente de la imagen que no deja de causarme espanto, el poema se sostiene solito y con fuerza... Escribir es la mejor forma de respirar!

Mis respetos

Hècate.

ASPASIA dijo...

jejeje madre, honor el que me hacen sus palabras ya que si alguien es poeta aquí es usted.
y reafirmo sus palabras "Escribir es la mejor forma de respirar!"

besos...

Ana Estu dijo...

Es un poema bellisimo, sin duda, pero me puso triste, no se porque.

besos

J. L. Maldonado dijo...

Bueno bueno bueno!

Raquel Fernández dijo...

Precioso poema. Felicidades.