13 junio 2008

Del amor y las malas costumbres

I PARTE

Amar es el acto generoso de los cuerpos que se unen entre un aparente arrebato con la gloria. Según dicen , al amor le debemos la existencia humana porque, aparentemente, en él confluyen ciertos elementos que determinaron la multiplicación de la especie. Se upone que porr amor que nacimos, que por él el hombre elevó su rango vital para trascender en la vida; pero, es más seguro que tu nacimiento se debió a la costumbre, o a la necesidad, que como consecuencia del sentimiento que se ha transformado en la mayor excusa para escritores, poetas, guionistas de teleculebrones, cantantes de pop y demás incrédulos que osan hablar en su nombre.

Amar es la facultad próxima para acabar con tu ser. Amar es un acto de riesgo, de sacrificio, auto-mutilación; un evento que está más cercano a la muerte que a la vida.

Los riesgos del amor asaltan el camino a una supuesta gloria, porque se encuentra al otro lado de puentes ajenos: los cuerpos de otros. Cuando tu existencia depende de tu semejante gestas un penoso retroceso de tu humanidad. Y sí, sólo puede ser pena y dolor el hecho de que tu presencia se dibuja en el encuentro con el otro. La individualidad no existe en el amor, porque este en sí mismo, cual hoguera de expiación, condena al ser. Este es el riesgo del amante: olvidarse, desaparecer, dejar de existir y transformarse en otra célula del cuerpo que será receptáculo de sus más variadas pasiones.

Amando se mata al amante. Aparece el monstruo verde de los celos, la ira, la posesión, la lujuria, la locura. El amante es perverso porque pervierte el cuerpo del otro cuando lo trasnforma en objeto. Amar te duele dentro, porque su reino es el de las entrañas, donde reside nuestra animalidad más profunda.

Y a pesar de todo, nos gusta amar.

(continuará...)

10 Íncubos o Súcubos:

Marlybella Granchester dijo...

Ay querida amiga, cuanto dolor noto en sus palabras. Si bien tienes algo de reazón en tus escritos, sabes bien que el amor no es solo eso. De todas maneras esperaré ansiosa su continuacion. Saludos de tu gran amiga Marlybella

ASPASIA dijo...

jajaja.. tranquila amiga que tu me conoces y sabes que todo tiene un propósito, asi que no se me asuste que su amiga no ha cambiado

Anónimo dijo...

Amando se mata al amante...
Ta vez tengas razòn... Y quizas en el proceso tambien uno desaparece.

J. L. Maldonado dijo...

Esperemos entonces lo que viene...

ASPASIA dijo...

pronto.. prontito...

Daniel Castelo dijo...

celebro tu vuelo, tus inquietudes y tu libertad. saludos desde el sur del sur.
si tienes tiempo date una vuelta por mi espacio: http://monosenlacara.blogspot.com

Anónimo dijo...

Esperando la siguiente parte....

Jorge dijo...

Amar es un acto egoista donde se deleita a Otr@ por gusto propio
;0)
Jorge

ASPASIA dijo...

Amar es el acto más egoista de todos, y pienso que así debe serlo..
Pido disculpas por no haber publicado las siguienets partes, mas aún continúo en Caracas y pues no he podido sentarme a escribir como se debe.

Hernando dijo...

Amar es el acto más egoista
si se exige la exclusiva,
pero si se comparte...,
es altruista.

Felicidades por el blog en de una gran calidad literaria y de contenido.

Y gracias por el link a mi blog. Es un honor.

El artista desnudo.